Centro de Estudios Filosóficos PUCP

Lamentable deceso de Paolo Fabbri (1939˗2020)

Publicado el 03 de Junio de 2020

El Centro de Estudios Filosóficos de la PUCP lamenta comunicar el deceso de Paolo Fabbri, filósofo y especialista en semiótica mundialmente reconocido, que nos visitara ya en el año 1989 para participar en el Primer Coloquio Franco˗Peruano de Filosofía dedicado al tema “Moral y Política”, organizado por la PUCP y la Embajada de Francia. Formado en las canteras de la semiótica estructuralista francesa (llevó cursos con Roland Barthes, Lucien Goldman y Algirdas Julien Greimas en la École Pratique des Hautes Études de París), fundó en 1970 (junto con Carlo Bo) el Centro Internacional de Semiótica y Lingüística de la Università di Urbino, primera escuela de semiótica del panorama internacional. Ha dictado cursos especializados y ha participado en múltiples congresos nacionales e internacionales en diversas universidades de Italia y del mundo (Boloña, Venecia, Florencia, Milán, Siena, Roma, París, Barcelona, Madrid, Bilbao, Berkeley, San Diego, Los Ángeles, Toronto, São Paulo, Buenos Aires, Ciudad de México y Estambul). Ejerció, entre otros, los cargos de Director del Instituto Italiano de Cultura de París (1992-1996) y Presidente de la Asociación Internacional de Semiótica Visual (1998-2001) y ha sido reconocido como Caballero de la Orden de las Palmas Académicas del Ministerio Nacional de Educación de Francia (1989), Oficial de la Orden de las Artes y las Letras del Ministerio de Cultura de Francia (1994). También fue presidente de la Fundación Federico Fellini. Doctor honoris causa de la Universidad de Limoges, Francia (2009). Por todo ello, Paolo Fabbri era considerado uno de los referentes europeos más importantes en el campo de la semiótica. Entre sus obras, cabe destacar Táctica de los signos (1996), El giro semiótico (1998) y Elogio de Babel (2000), además de un sinnúmero de artículos en revistas especializadas. Umberto Eco, con quien compartió amistad y largos años de cooperación académica, lo incluyó en su novela El nombre de la rosa como Paolo da Rimini, el fundador de la Biblioteca, y le puso el sobrenombre de “Abbas Agraphicus”, aludiendo a su pasión por la lectura y a su parquedad en la escritura. Su última visita al Perú, en la que también dictó una conferencia en nuestra universidad, ocurrió el año 2017, gracias a una invitación del Istituto Italiano di Cultura de Lima. Sit tibi terra levis, querido Paolo.

Compartir en: